sábado, 4 de junio de 2011

UN TIGRE EN LA CAMA



Conocido es el chiste que asevera que la mujer necesita cuatro animales para su felicidad: un Jaguar en el garage, una chinchilla en su placard, un tigre en la cama y un burro que trabaje y pague las cuentas.

Lejos de esos avatares de gente experimentada, Felicia Frisco es una adolescente que vive en Florida (USA) y comparte gran parte de su tiempo con Will: un cachorro de tigre de seis meses.


Felicia estudia en su casa (cosa bastante extendida en USA) y por tanto dispone de tiempo para ocuparse de su inusual "mascota". No es primeriza en su tarea, ya que anteriormente ha cuidado de otro cachorro de tigre (precisamente el padre del "pequeño" Will).

La idea es que la chica se ocupe del felino hasta que éste cumpla un año, momento en el cual será derivado hacia un lugar donde pueda estar con sus congéneres. Mientras tanto, su vida se desarrolla como la que podria hacer un gato doméstico.






No hace falta que les diga que los tigres son los felinos más poderosos del planeta. Si lo dudan, vean la zarpa de Will en la primera foto. ¡Y todavía va a crecer bastante!

4 comentarios:

Phil dijo...

Cuando leí el título de este post, pensé que su blog se había vuelto porneta total.
Pero supongo que la culpa es mía por mal pensado.

Saludos

Mariolo dijo...

Me gustan los gatos (los animales, digo) y el Tigre es uno de mis animales preferidos.

Pero ni borracho (iba a decir empedo, pero su blog es muy serio) tengo uno de mascota.

pelado1961 dijo...

Phil:

Indudablemente, la culpa es suya por mal pensado.
Este blog es un ejemplo.


(No vamos a decir de qué)


Saludos.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Aquí se puede usar lenguaje libre, no pasa nada.
Ah, yo tampoco tendría (ni en pedo) un tigre como mascota, por más que me parecen animales magníficos y me gustan mucho.

Todo muy lindo con el gatito, pero hay límites.

Va un abrazo.