jueves, 5 de febrero de 2009

INVOLUCION


Tiempo atrás, cayó en mis manos un artículo de Jean Baudrillard, un tipo bastante original en sus escritos.

Baudrillard figura en las biografías de Internet como "filósofo y sociólogo", aunque su faceta más destacable iba más allá de eso: era un buscador que iba más allá de las apariencias.

De todas formas, el artículo me pareció muy "loco": postulaba algo así como que, llegado el año 2000 que algunos temían como "fin del mundo", en realidad se habría producido una especie de "rebote en la Historia". Por ese motivo, poco a poco comenzaba a borrarse todo lo acontecido en el siglo XX, como si nunca hubiera sucedido.

Volví a recordar ese artículo cuando me llegó una noticia bastante significativa (pero que no mereció la atención de la prensa local):

"El Papa Benedicto XVI procedió a rehabilitar a un obispo británico, famoso por negar el Holocausto: Richard Williamson, que así se llama dicho obispo, niega que millones de judíos hayan muerto durante el régimen nazi y la segunda guerra mundial."

Continué investigando un poco y descubrí que el tal Williamson no fue el único rehabilitado: hay tres obispos más que, al igual que él, habían sido excomulgados por Juan Pablo II, que ahora fueron perdonados y reincorporados.

Los cuatro pertenecían a la congregación del obispo Lefevre (muerto en 1991), o sea que integraban una rama ultraconservadora de la Iglesia (algo así como estar a la derecha de Atila, según mis cálculos).
Y no es que Williamson haya moderado sus declaraciones antisemitas. Lejos de ello, concedió una entrevista a una radio sueca, donde dijo muy suelto de cuerpo:

"Yo creo que no existieron las cámaras de gas, y que a lo sumo murieron 200.000 o 300.000 judíos en los campos de concentración".

Las razones que adujo nuestro amigo Benedicto para reincorporar a estas "joyitas" pasan por cosas como la "unificación de la Iglesia".
Puede que esté unificada, pero no quiero saber en torno de qué.

(La foto que ilustra este post no tiene alteración ninguna: el hombre que se ve a la derecha de la imagen es el famoso Joseph Goebbels, ministro de propaganda del régimen nazi, al cual se atribuye la frase "Una mentira repetida mil veces, se transforma en una verdad para el pueblo")

Actualización del post:

Fran pidió más fotos en el comentario que hizo. Vamos entonces a complacerla con una imagen especial: Ratzinger en 1943, alistado en las Juventudes Hitlerianas, cumpliendo funciones de apoyo en una batería antiaérea (según su insignia).

Ya por entonces, el futuro Papa Benedicto XVI tenía esa "mirada piadosa" que lo caracteriza.


11 comentarios:

francisca dijo...

QUE FOTO!!!Sabia de la noticia pues estoy suscripta al "boletin"diario de la iglesia catolica...por aquello de tener a los amigos cerca y a los enemigos mucho mas...jjajaja!Es de terror.No conocia la teoria del rebote historico,pero pense algo parecido estos dias:es nuestra especie taaan abominable?no aprendimos nada?se tiene que repetir la barbarie?Entonces confirmo que vivimos en lindas cuevas tapizadas,de evolucion ni hablar!
Increible esa foto!Si tenes mas se agradecera...jaja!
Besotess Pelao!

Mariolo dijo...

Pero dale con hablar mal del benemérito Papa (me paro y alzo la mano derecha .... pucha ¿y ahora como escribo? ...) Ratzinger.

Que la Iglesia Católica está necesitada de adeptos, es cierto, que tiene que llenar las vacantes es cierto, pero .... ¿no se han ido un cachito al carajo?..

bueh si, hace como 2000 años ya



No flaco, no es contigo, es con los que lucran en tu nombre

Diego González dijo...

Si, peladito, así es... por eso hay que mantener viva la historia, sin tener que obsesionarse con esa idea y no vivir el presente, je

pelado1961 dijo...

Fran:

Actualicé el post y te subí una fotito que seguro te va a gustar: el Papa en la época en que asimilaba otro catecismo diferente.

Besos!!!


Mariolo:

¡Pobre el flaco! También, con los "continuadores" que le salieron....no se puede esperar nada bueno.

Un abrazo!!!


Diego:

Excelente tu comentario.
Tener presente la Historia, es la mejor forma de que no te hagan "cuentos viejos" y pretendan hacerlos pasar por "nuevas ideas".

Va un abrazo!!!

Héctor dijo...

Lástima que el flaco resucitó... así no puedo decir que se está revolviendo en su tumba...

o que si reviviera se volvía a morir...

Porque al Benedicto lo pusieron para borrar a Juan Pablo y regresar a la iglesia al feudalismo. Se le ve en los ojos.

En fin, que Dios los agarre confesados...

Suerte.

pelado1961 dijo...

Héctor:

Creo que a Torquemada y sus muchachos se les está piantando un lagrimón de felicidad, estén donde estén (en el Infierno, quizás).

Un abrazo!!!

Ferchu dijo...

EL BENEDICTO ES COMO EL PATO, a cada paso una cagada...
Lo peor es que esos "horrores" que se manda, destruye la fe de quienes aun ven en la Iglesia Catolica un signo divino y desmoraliza a quienes desde adentro se esfuerzan en llevar adelante una vida cristiana verdadera.
La verdad que el Benedicto es una maquina de hacer cagadas

pelado1961 dijo...

Ferchu:

La verdad, creo que está bravo ser católico en estos tiempos que corren: imagino que le sacan las ganas a cualquiera.

Un abrazo!!!

Mary Lovecraft dijo...

¡qué miedo por dios!

ahora sí va a ser verdad que la iglesia esté tramando algo para volver al poder???

no quiera saberlo nadie!

un beso mi Pelaíto, aquí me dejaste inquieta!!

Anónimo dijo...

<<...La pertenencia a esta organización (las Juventudes Hitlerianas) fue obligatoria para los jóvenes de más de 17 años en 1939 y para todos los niños a partir de los 10 años en 1941.>>

http://es.wikipedia.org/wiki/Juventudes_Hitlerianas
<<...Hasta 1939 ningún seminarista había entrado en las Juventudes Hitlerianas. Pero el régimen exigió a partir de marzo la afiliación obligatoria.>>

<>

http://es.wikipedia.org/wiki/Benedicto_XVI#Infancia


Ya me gustaría veros nacidos en la Alemania de antes de mediados del siglo XX a ver cómo os la apañábais. Deberíais aprender un poco de historia de manera objetiva en lugar de lanzar comentarios amarillosos.

Saludos

pelado1961 dijo...

Hay mucha tela para cortar en el post y en tu propio comentario.
Lo cierto es que no tengo dudas de que muchos alemanes se vieron obligados a muchas cosas en esos tiempos.

Pero como esos tiempos han pasado, hoy no hay razón alguna para rehabilitar obispos que defienden aún las conductas criminales de los nazis.
A menos, claro, que uno esté de acuerdo, en cuyo caso sería bueno decirlo sin tapujos (en vez de negar los hechos históricos).

Saludos.