miércoles, 8 de julio de 2009

KARL MALDEN, UN GRANDE


Mi generación lo conoció a través de una serie televisiva: "Las calles de San Francisco".
En ella, Karl Malden cumplía el rol de un experimentado policía, justa contraparte de un muy joven Michael Douglas.

Pero Malden, a esa altura, tenía una importante y dilatada carrera cinematográfica detrás.

Nacido en 1912 en Chicago, su familia se mudó muy pronto a un pueblo de Indiana. Puesto que eran de origen serbio, ese fue el idioma con el que se manejó hasta concurrir a la escuela.
Pronto destacó en los deportes y fue a través de ellos que adquirió esa nariz tan "personal": jugando basketball fue que se la rompió un par de veces.



Pero el joven Malden no se interesaba sólo por los deportes. Una beca le permitió, tras terminar el colegio, estudiar arte dramático tal como deseaba. Para 1937 logró su primer actuación en Broadway y luego entró en el mundo del cine.

Los tiempos turbios marcarían un paréntesis en la vida del actor: luego del ataque a Pearl Harbor, se vio enrolado en la Fuerza Aérea hasta el fin de la guerra.
Concluída ésta, recomenzó su carrera actoral, participando junto a un novel Marlon Brando en algunas obras de teatro. Y fue en el teatro donde destacó, siendo llamado por el director Elia Kazan para un papel protagónico que le permitió hacerse notar y saltar al cine definitivamente.



La década del '50 fue brillante para el actor. En 1951 ganó un Oscar por su participación en "Un tranvía llamado deseo", una vez más junto a Marlon Brando.

Ese dúo se reencontraría en 1954, en la película "La ley del silencio", crudo relato de los entretelones de la mafia. En ella, Marlon Brando era un potencial testigo contra un mafioso (Lee J. Cobb) y Karl Malden encarnaba a un predicador.

De allí para adelante, siguió participando en muchos filmes interesantes. De ellos, probablemente el más recordado sea "Patton" en 1970, con la memorable actuación de George Scott en el rol protagónico.


Fue en 1972 cuando lo llamó el productor Quinn Martin para interesarlo en una serie de TV de corte policial.
Con la misma facilidad con que Malden pasó del teatro al cine, dio el salto del cine a la televisión.

"Las calles de San Francisco" cumplió su primer temporada (la prueba de fuego de toda serie) y salió victoriosa con buena audiencia, en una época donde la competencia era feroz y de gran calidad en materia de series policiales (por allí andaban "Kojak", "Mujer policía", "Ironside" y "Hawai 5-0" entre otras).



Malden estaba cómodo en el nuevo medio y, además, tenía buen entendimiento con Michael Douglas.
La serie habría de durar hasta 1977 y su fama resultó perdurable: más de una vez se habló de posibles remakes, tanto en formato de serie como de película, pero nunca se plasmaron del todo.
La CBS hizo un par de amagues para reflotarla en pantalla chica, sin concretar.

En cuanto al cine, creo que todo es cuestión de esperar. En medio de la crisis creativa en la que se estancó la industria desde hace años, pronto rapiñarán (perdón: "utilizarán") esta serie de los '70 para algún proyecto.

Mientras tanto, la noticia que ha llegado es que falleció Karl Malden este mes. Se fue un grande, que componía con la misma soltura a un duro que a un bonachón. No muchos actores pueden hacerlo.



Un crack.

6 comentarios:

MBI dijo...

Una mujer en apuros visitarla.

http://soyunamujermuyfuerte.blogspot.com/

pelado1961 dijo...

Vengo de visitarla.
Me parece que Andrea es, propiamente, una mujer muy fuerte.
(Y tiene varios blogs interesantes)

Gracias por el dato, MBI

Ferchu dijo...

Se fue un grande de la TV, la veces que veia las calles de San Fransisco...

pelado1961 dijo...

Yo también me copaba con la serie.
Pero tranquilo, que no va a faltar oportunidad para que lo "recreen" en la pantalla grande.
(Y creo que ya no les queda mucho por rapiñar a los guionistas!!!)

Mistik dijo...

Y qué pedazo de nariz que tenía. Por dió!!

pelado1961 dijo...

Jajajjaa, sí, como que tenía una "nariz con carácter".
Flor de actor el Karl.