martes, 4 de agosto de 2009

EN RECUERDO DE NORMA JEANE


Entramos de lleno en el mes de la nostalgia en Uruguay (puesto que la Fiesta de la Nostalgia se celebra el 24 de los corrientes).
Ya habrán notado que este blog se adhiere a la temática, como lo harán varios blogs amigos seguramente.

Y me parece muy justo recordar a un ícono sexy como Marilyn Monroe, que precisamente dejó esta vida un día de agosto, aunque pasó a la inmortalidad en ese mundo de fantasía que nos brinda el cine.

Imitada pero nunca igualada, antes de la fama Marilyn supo ser simplemente Norma Jeane Baker, una chica más o menos como todas. Para quienes se preguntan cómo sería esa aspirante a estrella, les traigo unas fotos que pertenecen al archivo de la revista LIFE.

Muestran a Marilyn en agosto de 1950, cuando apenas comenzaba a hacer pie en la industria del cine. Tenía 24 años cuando le fueron tomadas.

Con el tiempo le llegaría la fama y se convertiría en un sex-symbol mundial.
Pero aún en estas fotos tempranas se puede adivinar ese atractivo que la destacó.









Nacida en 1926, comenzó como modelo su carrera y luego se pasó al cine.
Entre pequeños papeles y una exitosa aparición en la revista Playboy (en el número inaugural, nada menos), se hizo prontamente famosa.

Encasillada rápidamente en papeles de comedia liviana y situaciones que permitieran mostrar su físico, el estrellato no fue seguramente para ella tan gratificante como cabría esperar.

Intentó afirmarse en la actuación mediante el aprendizaje formal en el "Actor's Studio" de Lee Strasberg, de donde surgirían tantos intérpretes de peso.

Pese a ello, la industria cinematográfica nunca la tomó en serio. Curiosamente, filmó con uno de los más grandes actores de todos los tiempos, Laurence Olivier.

Su vida sentimental no le resultó más gratificante que su carrera: entre matrimonios fracasados y varias relaciones donde tuvo que llevar adelante el papel de "la otra", no encontró contención.

Ya entre 1961 y 1962 encaró su último divorcio, la dependencia de fármacos, la internación en una clínica siquiátrica y los enfrentamientos con su estudio de cine (La Fox, que terminó por despedirla para luego emplearla nuevamente).

Así llegaría el 5 de agosto de 1962, día en que falleció en un episodio jamás aclarado, catalogado como "probable suicidio" por la Policía.

Marilyn quedará para siempre como un ícono del cine de todos los tiempos.
Norma Jeane, en cambio, fue ejemplo de que a veces la fama y el éxito son territorios muy solitarios.

8 comentarios:

Mistik dijo...

Me despierta envidia y pena, la pobre.
Coincido con que es un ícono de la belleza de esas que ya casi no hay. Pulposas y muy sensuales.
:)

Mary Lovecraft dijo...

Una mujer externamente llena de vida, qué pena que por dentro se muriera poco a poco hasta su fin definitivo.

Siempre adoro y adoraré a esta belleza, una persona con un magnetismo muy especial.

Mi Pelaíto, ya regresé de nuevo al Vermut grande, por allá me tienes para cuando gustes tomarte un cocktelcito.

un besotote

pelado1961 dijo...

Cierto, Mistik: han cambiado los cánones de belleza.
Lo que se repite, según creo, son estas historias de desgracia privada en la gente con fama pública.
Una pena.

Beso, brujita!!

pelado1961 dijo...

Un placer que hayas regresado, Mary!!!
Ya estoy dándome una vuelta por el Vermouth.

Besote.

Mariolo dijo...

Llegué tarde, ya no estaba más cuando nací. Y fue mucho después aún, cuando en mi juventud comenzó mi gusto por el cine, que vi varias de sus películas.
Aún hoy, cuando puedo y pesco alguna, las veo.
Tenía algo más que esa belleza natural, tenía cierto ángel, por decirlo de alguna manera.

Los criticos de cine no han cambiado mucho con el tiempo (tanto que muchos son los mismos aún). Para ellos una comedia, y sus actores (comediantes) son algo menor. Para ser buen actor hay que llorar o hacer llorar, ser enfermo y/o loco en una película.

Me parece una buena comediante. Tampoco los libretos, las historias, eran gran cosa, convengamos.

Hoy deliramos con Scarlett, quizás la más cercana a su belleza, pero ella era algo especial. Rellenita, para los cánones de hoy en día, su sensualidad colmaba toda la vista.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Nunca pudo mostrarse en otro papel, tal era el poder que los estudios tenían en su época.

Hoy en día, en cambio, me parece que muchos actores y actrices se limitan porque quieren a las comedias llenas de clisés.
Y no hay quien los saque de eso, aunque a lo mejor destacarían igual en papeles serios.

Creo que tenés razón en cuanto a Scarlett: es lo más cercano hoy en día (con los cambios en los cánones de sensualidad).

Un abrazo.

mocho dijo...

hermosas fotos de una mujer que se ha ganado la inmortalidad .
saludos .

pelado1961 dijo...

Son buenas fotos de una época poco conocida de Marilyn.

Un abrazo.