domingo, 25 de julio de 2010

TRANQUILOS, NO HAY NADA QUE TEMER...


En Uruguay no hay plantas nucleares. Ni falta que hace.
Pero es inevitable que, dos por tres, aparezca algún "genio" intentando convencernos de que la energía nuclear es lo más barato, seguro y sencillo que podamos imaginar.

Sin embargo, una vez más suceden cosas que invitan a reflexionar sobre todos estos fabulosos "beneficios": un monitoreo de rutina detectó cesio 137 en los departamentos de Colonia, San José y Cerro Largo.

Este elemento es un isótopo radiactivo del cesio, cuyo origen generalmente es la fisión nuclear. Su peligrosidad es altísima, ya que es muy tóxico, además de ser soluble en agua y permanecer en el ambiente por décadas.
Para entender un poco hasta qué punto puede ser nocivo, les voy a comentar un incidente que ocurrió en Goiania (Brasil) en 1987.



Una noche, dos hombres se colaron a un edificio abandonado, donde había funcionado el Instituto de Radioterapia de Goiania. Su propósito era muy simple: llevarse lo que pudieran. Y cuando vieron un pesado aparato metálico, les pareció que ese era su día de suerte.
Pero en realidad se trataba del día más nefasto de sus vidas.

Como pudieron, desarmaron el aparato y lo transportaron a una chatarrería, donde se constató que el botín había reportado casi 600 kilos de metal (en su mayoría, plomo). Les llamó la atención una pequeña cápsula en el interior del aparato, que estaba sellada. La destrozaron a mazazos y en su interior encontraron un extraño polvillo azul (apenas unos 100 gramos, nada más).

Resultó ser que el polvillo era muy, muy brillante. Lo manipularon y hasta se lo aplicaron sobre la piel, para ver cómo brillaba en la noche. Varias personas acudieron a ver el fenómeno. Y gran parte del polvillo quedó esparcida en el lugar.
Pronto aconteció que las personas que habían tomado contacto con el polvillo azul estaban enfermas. Una de ellas acudió a un vecino veterinario y le relató lo sucedido. Por poco que entendiera lo que estaba pasando, el veterinario aconsejó a su vecina ir al hospital con una muestra del polvillo.


Por supuesto, lo que no razonó el veterinario ni tampoco la mujer que le pidió consejo, es que una persona contaminada por cesio 137 y, peor aún, portando una muestra del polvillo para que la vieran los médicos, iría por ahí esparciendo el peligro a su paso.

Por eso, tanto la buena señora como su pequeño potecito con polvillo, fueron contaminando a mucha gente en el barrio, en el ómnibus y hasta en la cola del puesto sanitario.
Para cuando los médicos del lugar comprendieron la magnitud del problema, ya fue necesario internar a 500 personas en observación, de las cuales se determinó luego que la mitad sufría contaminación. De éstas, por lo menos 50 representaban casos preocupantes. Cuatro de ellas morirían en los días siguientes.

Para entonces, el pánico más absoluto se había apoderado de la ciudad. Tuvieron que acudir técnicos de todo Brasil para poder chequear a más de cien mil personas con los aparatos necesarios.
Pero como jamás había acontecido algo parecido en el país, se cometieron errores. Algunos técnicos se contaminaron al acudir sin protección al lugar inicial del desastre, donde fue encontrada la cápsula destrozada:



También sucedió que los aparatos se descalibraron con rapidez, por lo cual algunas personas fueron dadas por "no contaminadas" cuando en realidad las mediciones no eran fiables.
Por pura casualidad, pudieron ubicar una parte del metal original (severamente contaminado) que ya había sido vendido para ser reciclado.


Por supuesto, el descontrol más evidente se sumaba a la tragedia. Miles de personas no pudieron ser chequeadas por los equipos sanitarios, por haber abandonado la ciudad apenas se supieron las primeras noticias del desastre.
Naturalmente, nunca se sabrá si había entre ellos gente contaminada que continuó esparciendo el problema.

A eso se sumó el miedo, que causó incidentes hasta en los entierros de las cuatro víctimas fatales primarias.
Pese a que los ataúdes estaban forrados de plomo en varias capas (al punto de pesar cientos de kilos), una multitud enardecida trató de impedir que fueran llevados al cementerio local.

Todo el metal contaminante, más los galpones, herramientas y utensilios del punto original del desastre, fueron enterrados en un par de montículos que serán contaminantes por lo menos por espacio de 300 años:


Naturalmente, de este incidente se habla muy poco hoy en día. Lo tragicómico del asunto es que vino a acontecer justo cuando el presidente de Brasil de entonces, declaraba muy orgulloso que el país dominaba la tecnología de enriquecimiento de uranio.

Se abrían, según él, nuevas puertas para el uso de la energía nuclear en su país. Pero el uso de algo tan peligroso jamás puede ir divorciado del más férreo de los controles, cosa que no parece tan certera.

Volviendo a la noticia del hallazgo de cesio 137 en Uruguay, lo primero que cabe preguntarse es de dónde viene.
Para variar, los expertos no tienen nada concreto para contestar.

Como la planta nuclear más cercana es la de Atucha (en Argentina), pudiera ser que provenga de allí.
Pero también pudiera ser que el origen sea la planta de Angra (Brasil).
Y si no, pudiera ser que el cesio 137 provenga del "fallout mundial" (elegante y ambigua expresión en la cual quedan englobados todos los fallos y experimentos, comunicados o no).

En lo que concuerdan todos los expertos es en que los niveles detectados son bajísimos y no representan ningún peligro para los alimentos, los animales o los seres humanos. Es una cosa de risa, según ellos.

Por las dudas, voy a apagar la luz ya mismo, para ver si brillo en la oscuridad.

12 comentarios:

María Laura dijo...

Siempre te leo, pero hace mucho no comentaba aquí.
Lo que puede pasar porque 2 personas creían que ese sería su día de suerte, y terminaron causando una pesadilla !
Qué tengas una buena semana Pelado.
Un beso.

vale dijo...

q hace eso en uruguay?? cri cri... yo me considero de buen humor pero no llego a q esto me cause risa. En cuanto a brasil muuuy fuerte usar un polvo para ver como brilla q ho detalle lo encontramos hermeticamente sellado dentro de una capsula de plomo.. hay q ser cortisimo

Mariolo dijo...

Si brillás, avisá ... pero de lejos

O sea, acá nos tenemos que comer los tilingueos e histeriqueos de los argentinos por la planta de celulosa. Pero no pasa con las plantas que elos tienen, tanto de celulosa, como otras, que contaminan infinitas veces más que las nuestras

pelado1961 dijo...

María Laura:

Gracias por comentar y por pasar por aquí.
Ya ves lo raro que es todo: esa gente pasó de "su día de suerte" al desastre total en un momento.

Beso.

pelado1961 dijo...

Vale:

La gente que encontró la cápsula en Goiania no tenía la suerte de tener una educación que le permitiera desconfiar de su hallazgo.
La pobreza jugó en su contra, igual que en otras facetas.
Lo triste es que para algunos no tuvo arreglo!!!

Beso.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Es prematuro acusar a los argentinos por este tema.
Creo que los "expertos" se limitaron a listar las posibilidades, entre ellas Atucha o Angra.
Pero también pueden ser residuos de pruebas nucleares...o quién sabe qué.

Va un abrazo.
PD: ni siquiera brillé un poquito, me quedé sin ir a la disco.

Ferchu dijo...

Ah Pelado, me asustaste, la verdad que cabe preguntarse como llego eso alli.
Es preocupnate si que ese material este por ahi.

pelado1961 dijo...

Ferchu:

Algo es seguro: por el momento no vamos a saber de dónde viene ese elemento.
La parte buena es que (supongo) seguirán monitoreando, digo yo.

Va un abrazo.

francisca dijo...

Hoy me entere que hay una cancion de Larbanois-Carrero sobre este desastre.
A esta altura,pueden monitorear lo que quieran que a cada momento va a haber mas "sorpresas",y una cosa es controlar y otra solucionar...mientras,si brillamos podemos decir que tenemos un aura fuerte no?jajajaa!!que horror!!!

pelado1961 dijo...

Fran:

Bien claro lo que decís: una cosa es controlar y otra solucionar.
Algo me dice que esto no vuelve a aparecer en las noticias, jejejeje.

Besote.

Alberto dijo...

entre por casualidad y ya son las tres de la matina... interesantes post, este en particular me llama la atencion por las referencias al accidente radiologico, como nota particular, sab[ia usted que Ruben Blades publico una cancion referente a este accidente? se llama @el cilidro@ y aparece en el disco Caminando.. saludos desde Ecuador
AC

pelado1961 dijo...

Alberto:

Bienvenido al blog y gracias por el dato que aportaste.
No sabía de la existencia de esa canción, voy a buscarla para escucharla.

Espero que encuentres más cosas interesantes por aquí.

Saludos !!!!