viernes, 1 de julio de 2011

EMBOLE DE JUNIO: UN GANADOR SORPRESIVO



Ya les avisé que volvía la sección "Embole del mes", que se nutre de lo más aburrido, exasperante y reiterativo que se presente en nuestra patética televisión.

Contra todo pronóstico, el ganador del mes de junio fue un candidato que apareció de la nada y superó por varios cuerpos a todos los pesos pesados del aburrimiento, la chatura y la mediocridad televisiva.

And the winner is....

El melodramático descenso de River Plate en Argentina

Más parecido a una miniserie berreta que a una definición entre equipos de fútbol, el asunto empezó con tintes épicos. Pero no se confundan, que no eran los Trescientos de las Termópilas, sino un cuadro de fútbol medio desacostumbrado a lo rústico, que tenía que ir a jugar a Córdoba y lo sufría como si tuviera que escalar el Everest.

Fueron, jugaron y perdieron. Con todos los condimentos: bochorno, incidentes, interrupciones, invasión de cancha, etc., etc.

Ya de vuelta en la Capital, la miniserie apostó al suspenso. Que se juega con público, que se juega sin público. Que hay cambios en el equipo, que no hay cambios en el equipo. Que la AFA no va a permitir que River baje, que la AFA no se va a meter.

Cuestión, que se jugó el segundo partido. Tampoco ganaron. Marcharon a la "B". Esta vez con peores consecuencias agregadas: desmanes, incidentes, destrozos, pedreas, incendios, heridos.



Y aquí es donde arribamos a la etapa que pone en el podio del embole a este melodrama.

A partir del momento en que River desciende, son incontables las horas de televisión que se han dedicado al tema. Aburridas mesas redondas con soporíferos conductores, periodistas y panelistas, giraron y giraron sobre un tema totalmente laudado a esas alturas.

Mostrando hasta el cansancio las mismas imágenes una y otra vez, hablando de lugares comunes con tono de sabiduría, peroraron hasta el infinito. Sin profundizar demasiado, claro está, porque si formás parte de un juego no se te ocurre ni loco patear el tablero.

Eso sí: de Belgrano de Córdoba, que puso ganas y se quedó con el lugar en la Primera División, nadie dijo ni jota.

12 comentarios:

Tolesan dijo...

Hubo algunas cosas interesantes en lo que se vió, aunque coincido que fue embolante TODO lo que se habló...

Realmente destaca que un equipo con más de cien años pueda descender.
¿Quién pensaría que un banco con 100 años podría quebrar? Quiebran, igual que los nuevos.

La cosa es melodramática. El fútbol es, como tu dices, una de nuestras religiones. Pero los periodistas exageran.

Belgrano festejó, y me llamó la atensión un gesto del Club: le propusieron a Evo Morales (que ayer mismo estuvo en la Universidad de Córdoba, recibiendo el Honoris Causa) ser hincha honorario de Belgrano. Solo para quién dice que anda de dice del Cordobés.

Anónimo dijo...

Querido amigo charrúa: "nadie dijo ni jota" en Bs As, claro. En Cordoba TODO el mundo festejó el regreso del más grande, BELGRANO.
Saludos y felicitaciones por tus inteligentes posts.

Phil dijo...

A mí también me pudrió este tema.
Y encima, había que bancar a Pasarella diciendo que iba a hablar con Cristina K.

Eso ya fue demasiado.

pelado1961 dijo...

Tolesan:

Creo que el episodio fue tratado como si de una enorme tragedia irreparable se tratase.
Una guerra es una tragedia. Un tsunami es una tragedia. El descenso de River....no.

Por lo visto, demasiada gente tiene una falla de perspectiva.

Va un abrazo.

pelado1961 dijo...

Anónimo:

Muchas gracias por tu amable comentario.
Estoy seguro que en Córdoba se festejó en gran forma. Y realmente lo merecen, porque bancaron una parada muy difícil.

Cuando puse "nadie dijo ni jota", pensé en los periodistas deportivos, muchos de los cuales ni siquiera hablaron del rival, sólo de River y nada más.

Un abrazo.

pelado1961 dijo...

Phil:

Creo que todavía le faltan unos capítulos a esta telenovela.
Por de pronto, el gobierno argentino ya anunció que va a transmitir los partidos de River en la "B".
Me pregunto si para otras cosas toman decisiones así de rápidas.

Un abrazo.

Tolesan dijo...

Dejando de lado que Evo ya es hincha del Club (cosa que al menos en un par de diarios sabe, al menos en cba... o sea de Belgrano se habla) si es un suceso traumático. No es perder un hijo, no es una muerte; pero tampoco es "solo un partido" en "solo un juego".
Quién haya visto el partido debió notar que los hinchas de ambos equipos lloraban: uno de dolor, otros de placer.

De tu mensaje se interpreta que es solo fútbol, y no es así, aunque no sea lo óptimo. Para un hincha de river es una trajedia.

Un abrazo!

pelado1961 dijo...

Comprendo lo que decís, Tolesan.
Mi punto de vista es que al fútbol ya se le ha admitido todo lo que es posible y mucho más.
Una turba de gente destrozando todo lo que encuentra a su paso es eso: una turba de gente.

Si se escudan en que son hinchas de un cuadro de fútbol, parecería que "es comprensible" que se comporten así. A mí no me parece.

Todo el asunto se fue de mambo, por completo.

Va un abrazo.

vale dijo...

Bueno ya se comento de todo..
para mi un partido asi aunq pese tendria q haberse jugado a puertas cerradas y en medida entiendo q "de para tanto" pues no son 11 cualquieras los q salen a la cancha son 11 q ponen la cara a una mancha en la historia millonaria!! y si, en estos lares el futbol se siente.. Pero tmb pienso q la guisada televisiba representa en gran medida a bs as, (te regalo esos penales de tener el discurso luego de rial, las botineras y cualquiera con camara q se compadezca :$) no dudo q cordoba alla sido una fiesta aunq conozco algun cordobes con dualidad interna je..

pelado1961 dijo...

Vale:

No había pensado en eso: algún cordobés hincha de River se sentiría como....sin saber para dónde agarrar!!!!
En fin, ojalá que el descenso sirva para que otros clubes traten de hacer las cosas más prolijas (pero no creo que aprendan)

Beso.

Mariolo dijo...

Yo creo que acá hay varias cosas en las que, un enas acompaño tu pensamiento pero no en todo.

No creo que el fútbol sea sólo un juego. Claro que lo es y así debería de tomarse, pero en gran parte del mundo se ha transformado en algo más, en el canalizador de muchos sentimientos de la gente.
Y ni que hablar de nuestra latinoamérica, más que nada Sudamérica; donde el fútbol es el canalizador indiscutible del pueblo, de la gente "de abajo" y ya contagiado al resto también.

"El fútbol es n sentimiento" dicen, y es así. Por eso lloran en las tribunas, por eso el video más famoso hoy en día es el del Tano Pasman pu..ando durante todo el partido y tomándose una pastilla para no colapsar.

Ahora, que de ahi pasemos a romper el estadio, a tirarle pedradas a la guardia, como si ellos fuesen los culpables de la derrota.
"Sentir" el fútbol ha pasado siempre por estos lares, pero ahora ya pasamos a romper todo porque si, poniendo a una camiseta como excusa.
Eso ya es otra cosa.

Y ahi es donde dirigentes de fútbol y dirigentes políticos (que suelen ser los mismos) no hacen nada, se paran a mirar como se han cruzado las líneas y luego salen a decir su discursito.

Siempre he sido simpatizante de River y me jode que le pase esto, pero no me embronco (ta, soy un hincha del otro lado del río, o sea no soy tan fana). UN equipo baja por consecuencia de algo, ¿no?.

Claro, planteado esto en nuestro fútbol, no quiero ni pensar que podría pasar, si bajara Nacional o Peñarol.
Ta, ya se jamás pasará, porque acá están "activados" los "mecanismos" para que nunca pase.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Sentir y consentir son cosas diferentes.
Sentir la pertenencia a un equipo de fútbol, no tiene nada de malo.
Aún en aquellos casos en que se sufra por una camiseta, es un derecho de ese individuo sufrir por lo que mejor le parezca.

Pero consentir que un ambiente de delincuencia se perpetúe, escudado en la gente común que quiere ver un espectáculo...es otra cosa.

Ya no convence ese discurso de que "son una minoría de inadaptados" y cosas por el estilo.
Más bien, pinta que son grupos muy organizados, protegidos por gente con mucha banca. Esos no "sienten" el fútbol, lo usan (que es otra cosa).

Va un abrazo.