domingo, 15 de julio de 2012

ILUSTRADOR DE LA VIDA



Miren esa imagen: un niño que está aprendiendo a andar en bici. La cara de felicidad y excitación del chico son tan auténticas como la de cansancio y atención del padre. Es la vida. Y George Hughes fue un ilustrador de la vida.

Nació en Nueva York en 1907 y de joven estudió tanto arte como dibujo mecánico. Ya graduado, comenzó a trabajar como ilustrador free-lance, en una época donde las revistas presentaban gran trabajo de ilustración en sus páginas.

Para 1936 le llegó el sueño de todo dibujante: un trabajo seguro, como dibujante mecánico, para una gran marca automotriz. Se mudó entonces a Detroit y fue entonces cuando descubrió que, después de todo, su sueño era otro. De modo que se volvió a Nueva York bastante rápido y continuó trabajando como ilustrador para revistas diversas: Vanity Fair, House and Garden y, finalmente, el Saturday Evening Post en 1948, donde sus trabajos constituyeron una especie de sello o marca.

A través de los años, siguió cumpliendo su sueño a diario, ilustrando múltiples publicaciones. Incluso se encuentran trabajos suyos en Selecciones del Reader's Digest, hasta mediados de los años '70.

Muchas de sus ilustraciones tratan de temas cotidianos y son impecablemente realistas, irónicas, graciosas. Veamos algunas.

La primera se titula "Ansiedad por separación" y toca un tema que todo padre conoce: el primer día de clase.




¿Alguna vez han viajado en auto con su pareja y tenido "diferentes puntos de vista" sobre la ruta a tomar?  Si es así, entenderán de que va esta ilustración titulada "La bifurcación de la carretera":



Otra experiencia de la vida: esconder regalos de Navidad sin notar que estamos siendo observados por el destinatario de esos regalos:



Otro clásico: si algún día pretendieron pasar una tarde en la playa con alguien especial... y de pronto cayó un familión a cortar su intimidad:



¿Cambiar un neumático mientras dos mujeres "se ponen al día" en el auto? (Dudo que se hayan dado cuenta del pinchazo, siquiera). La cara del hombre lo dice todo.



Otro rostro bien expresivo: el pobre tipo que llega del trabajo... y se encuentra con que la señora organizó una pequeña partida de cartas con las amigas:



El siguiente se titula "Visitantes en domingo". La situación me exime de mayores explicaciones



Y dejé para el final uno terrible. Imaginen que se quedaron sin nafta en una ruta casi desierta. Caminan y caminan y, cuando les parece que estarán por llegar a una estación de servicio, se encuentran con... otro tipo cansado al que le pasó lo mismo y viene caminando hace rato en dirección contraria.



Si esto no es la vida misma...

5 comentarios:

d:Deíca-r dijo...

...Excelente dibujante. De este ilustrador recuerdo algunas láminas muy interesantes de su obra "costumbrista". La página que le has dedicado es muy buena, te felicito por ese trabajo de compilación.
Breves saludos d:D´

Jorge dijo...

¡Magníficas ilustraciones! Me he tomado la libertad de descargarme algunas. Ya lo dices al final: Si esto no es la vida misma...

pelado1961 dijo...

d:D:

Gracias por comentar. Me alegro que te haya gustado el post.

Saludos!!

pelado1961 dijo...

Jorge:

Ya sabés que podés descargar cualquier imagen de este blog. La idea es compartir cosas interesantes.

Va un abrazo, amigo!!

Mariolo dijo...

Me encantaban estas imágenes, que parecen fotos, cuando las veía en las viejas Selecciones de mi vieja.

Excelente post.