sábado, 29 de noviembre de 2008

CSI EN LA VIDA REAL


Cuando la policía de Nuevo México encontró el cadáver del señor Hickman en medio del desierto, no tuvo mayores dudas sobre su fin: presentaba un tiro en la nuca y una gruesa cinta adhesiva tapaba su boca.

Desaparecido hacía días, el hombre era alto ejecutivo de una cadena de restaurantes. Seguramente había sido secuestrado y asesinado poco después, para luego pedir rescate a la familia bajo la falsa promesa de devolverlo sano y salvo. Pero el hallazgo del cadáver habría frustrado los planes de los criminales, que no llegaron a comunicarse con la familia. Eso se pensó.

Pero las investigaciones posteriores dieron un giro absolutamente increíble al asunto. Un rastreo de rutina en busca de huellas en la zona, permitió encontrar un objeto inesperado a unos cientos de metros: un arma de fuego atada a unos globos inflados con helio, que estaban enredados en un cactus.

A partir del extraño hallazgo, todas las piezas fueron casando: el arma, que concordaba con el disparo que recibió el ejecutivo, pertenecía al propio Hickman. En cuanto a los globos, se comprobó que también habían sido comprados por él.

La policía logró entonces reconstruir lo que había sucedido: Hickman salió de su casa y se dirigió al desierto en su camioneta. Manejó hasta agotar la nafta, se bajó del vehículo y caminó hasta alejarse bastante. Acto seguido, ató su arma a los globos con helio, se colocó el trozo de cinta adhesiva en la boca y se disparó un tiro en la nuca.

Esperaba que los globos alejarían el arma de la zona y encubrirían el suicidio como si fuera un asesinato. Pero ya fuese por el peso del arma o por algún viento inesperado, los globos no llegaron a elevarse lo suficiente y quedaron enredados en un cactus. Pinchados por las espinas, ya no se moverían de allí hasta ser detectados por los agentes.

Digno de un episodio de CSI, ¿no es así?

Pues sí, no lo duden. Tanto es así que uno de los detectives que investigó el caso era fan de la serie y comenzó a notar similitudes sospechosas, ya antes de que se encontrara el arma. Pinchado por la curiosidad, repasó capítulos grabados hasta ubicar uno (de octubre del año 2003), en que se topó con un caso de circunstancias similares (que, según piensa la Policía, probablemente inspiró a Hickman).

Lo único que no cierra es que no había ningún beneficio para Hickman en hacer pasar su suicidio como un asesinato (no había seguros de vida ni cosa por el estilo). De todas formas, el caso se cerró como "suicidio".

Mientras tanto, la realidad y la fantasía se dieron la mano.

8 comentarios:

LAdriana dijo...

Mientras leía, me acordaba de ese capítulo de Csi.
Es lo que muchas veces pienso cuando veo esa serie (que me encanta), a los asesinos, chorros y demás, no se les ocurrirá sacar ideas de acá?. O mejor a los policías (por favor!!!), no se les ocurrirá aprender de la tele!!!!


Cuando sea grande quiero ser investigadora de CSI.

pelado1961 dijo...

Los chorros, por lo menos, han aprendido bastante.
Años atrás, cuando robaron un Banco en Montevideo en un "trabajo de fin de semana", antes de irse vaciaron los extinguidores de espuma sobre los lugares donde estuvieron.

Después se dijo que eso borraba todas las huellas y pistas.
(No tengo ni idea de si es así)

Mistik dijo...

Salado!
Pelado, si acá no se han descubierto algunos robos al BROU y a otros bancos, imaginate en el 1er. mundo.

Mariolo dijo...

Los reos son los primeros en parender.
Los policías, o sus superiores, son los últimos en aprender.

Ahora, si el Hickman este no dejaba beneficio alguno, ¿para qué hizo todo esto?, per codere ....

Lülü dijo...

Ha como q no le sirvio al señor Hickman pa fue el primero en hacer un suicido estilo csi hee quien lo diria quien haria uno asi un salado el señor jajaja re boludo la verdad q si hiso eso solo xq era fan de csi noc re bobo te imaginas la vale entocnes ya tendria q tar mas muerta q viva jajajajaja .. callate no le digas q vienen alguno d eso a ver el caso q se hace la muerta jajajajja le gustan todos jajaja .... un beso grande paa ...

pelado1961 dijo...

Mistik:

Creo que la tecnología no diferencia bandos: el que quiere aprender, aprende.
(Y se ve que hay chorros muy dedicados, jajajajajja)

Besos!!!!

Mariolo:

La verdad, no se entiende lo del tal Hickman.
A no ser que realmente se trate de un asesinato, y el criminal haya "plantado" todas esas evidencias para que pareciera un "asesinato simulado".
(¿Otra vuelta de tuerca?)

Un abrazo!!!!


Hija:

Vale no deja títere con cabeza, jajajjaa.
Ya me los veo a los de CSI corriendo para que no los agarre, jejejejeje.


Besotes!!!!

Mary Lovecraft dijo...

pero no entendí, ¿sólo por tener la boca tapada con aislante ya era sospecha de suicidio aunque las manos las tuviera libres y sin ningún indicio de violencia??

no entiendo

es que yo también he visto mucho CSI :D

pelado1961 dijo...

Dado que el arma no aparecía, pensaron en asesinato.
Pero después, por culpa del cactus, todo quedó aclarado.
(Se le pinchó el globo, literalmente, jajajjaja)

Besototes!!!!