domingo, 9 de noviembre de 2008

MONEY CAN'T BUY ME LOVE (PERO SÍ UNOS CUANTOS VOTOS)


Se terminaron las elecciones en USA, proceso bastante insoportable que comenzó con las nominaciones de cada partido, siguió con la interna partidaria y alcanzó su clímax con la pelea Obama-McCain (que ni pelea fue).

Ahora todo el mundo está analizando, reanalizando y recontra-analizando cada declaración del ganador, cada posible nombre de su gabinete, cada "señal" (como dicen los que se supone que entienden del tema).

Sin embargo, no parece que nadie formule las preguntas adecuadas. Por ejemplo: ¿quiénes pusieron el dinero necesario para la campaña electoral? y ¿qué esperan obtener a cambio?

Para entendernos: de acuerdo al cálculo realizado por una organización independiente (Center for Responsive Politics), el costo total de la campaña electoral (si sumamos lo gastado por Obama y por McCain) ascendería a esta bonita cifra:


U$S 2.400.000.000.-


Una suma nada despreciable para despilfarrarse en medio de una crisis económica y una recesión galopante como la que se anuncia un día sí y otro también. En realidad, parecería que mientras todo se prendía fuego, los candidatos navegaban en la abundancia, porque llevaron a cabo la campaña electoral más cara de toda la historia.

Comparemos con otras cifras concretas: lo gastado por los candidatos en USA en elecciones anteriores:
  • 1976 (donde ganó Jimmy Carter): 171 millones de dólares

  • 1980 (donde ganó Ronald Reagan): 161,9 millones de dólares

  • 1984 (más Reagan por si no te alcanzó): 202 millones de dólares

  • 1988 (te quejabas de Reagan y vino Bush padre): 324,4 millones de dólares

  • 1992 (donde ganó Bill Clinton): 331,1 millones de dólares

  • 1996 (más de Bill y sus becarias fogosas): 425,7 millones de dólares

  • 2000 (donde ganó George W. Bush): 528,9 millones de dólares

  • 2004 (sobredosis de Bush): 880,5 millones de dólares

Como se ve, los tiempos cambian y las billeteras de los candidatos engordan astronómicamente. El tema es, como siempre y como en todas partes, quién facilitó el dinero que salió de esas billeteras y, sobre todo, qué va a querer a cambio.

Porque en una cosa estaremos (supongo) de acuerdo: hasta el Ratón Pérez, cuando deja una monedita bajo la almohada, es porque se ha llevado un diente a cambio.

¿O no?

11 comentarios:

Mariolo dijo...

De repente todavía queda gente en el mundo que cree que el presidente de los EE.UU es quien manda.
En casos "hitlerianos" como del mono Bush, la cosa es dejarse manejar por los fabricantes de armas.
Pero siempre hay un sector empresarial, o varios, que son los que mandan de verdad, los que meten la platita para las campañas.
Llemnsen Exxon, Coca Cola, Microsoft, etc etc

Dan Brown será un loco que escribe ficciones y hace guita linda, pero no está muy errado en sus "ficciones", OJO

Mariolo dijo...

De repente todavía queda gente en el mundo que cree que el presidente de los EE.UU es quien manda.
En casos "hitlerianos" como del mono Bush, la cosa es dejarse manejar por los fabricantes de armas.
Pero siempre hay un sector empresarial, o varios, que son los que mandan de verdad, los que meten la platita para las campañas.
Llemnsen Exxon, Coca Cola, Microsoft, etc etc

Dan Brown será un loco que escribe ficciones y hace guita linda, pero no está muy errado en sus "ficciones", OJO

Mistik dijo...

Jaja, sin entrar en disertaciones poíticas, yo creo que las cantidades reales que se gastaron en campañas anteriores no eran "reales". Son unos maestros del maquillaje económico.

De que los que "poniendo estaba la gansa" en la campaña quieran recuperar la inversión, es un hecho. Habría que ver hasta donde les dan injerencia.
Asusta la idea.
Beso, pelado.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Los que ponen esas cantidades, en realidad están "invirtiendo dinero" (y los candidatos deberán hacer redituable esa inversión).
Hay mucho para hablar de Dan Brown, ya habrá un post sobre él y sus "ficciones".

Un abrazo!!!!

Mistik:

Imaginate lo que serán las cifras reales, contantes y sonantes.
Y los vagones de guita llegan por igual a demócratas y republicanos, jejejejeje.

Besos!!!!

Mary Lovecraft dijo...

Menuda pasta O_O no tenía ni idea...


pues sí, a la espera quedo yo también a ver qué quiere quién en todo este asunto...

un besote Pelaíto!!!

pelado1961 dijo...

Tendremos que esperar, Mary, y pronto nos daremos cuenta (más temprano que tarde, jajajajjajaja).

Besototes!!!!!

MICH dijo...

jejeje... eso es gastar en campaña! debe ser alucinante estudiar la composición de ese gasto. Habrán gastado el 80% en retornos y pancho y coca cola?

Ferchu dijo...

Y ahora Obama va a tener que pagar "favores"...como todo recien electo presidente...
Ahora los EEUU tiene un negro porvenir jejejjejje

Adolfo Calatayu dijo...

Uy,pasó Mich...bue,viste como es la gente? se quejaban del pobre Reagan pero al final resultó que éra un moderado como Epicuro Jajajajajajajajajajajaja
y digo,yo,cuanto gastaron en pelirrojas doblepechuga? ya que no solo de votos vive el hombre...
Un abrazo grande !!!

Nico Bari dijo...

Sería interesante ver en que gastaron toda esa guita... el fisco en EEUU debe tener para divertirse un rato largo.

Saludos!

pelado1961 dijo...

Mich:

No sé en qué gastaron, pero en escuelas y merenderos no fue!!!!

Un abrazo!!!!

Ferchu:

Es que yo creo que junto con los billetes, cada candidato recibe la lista de los deberes, jajajajajja.

Va un abrazo!!!!

Adolfo:

No me digas nada: a vos te gustaba Clinton. Un par de "coloradas" becarias tetonas y ya pedías para votarlo en el consulado, jajajajja.
(Anotame a mí también, jejejejeje)

Un abrazo!!!!

Nico:

Para mí que el fisco yanqui mira para otro lado en estos gastos (por orden presidencial, jajajajajajjaja)

Un abrazo!!!!