domingo, 18 de enero de 2009

TODO MENOS LAS PROPINAS


Dos ladrones de poca monta planificaron lo que parecía un asalto fácil en París: irrumpir armados en un restaurante a la hora de cierre y llevarse todo el dinero.

Felices de su gran idea, pasaron de los planes a los hechos: consiguieron una pistola 9 mm y un arma eléctrica de las que se usan para defensa callejera. Esa misma noche se apersonaron a última hora en el Planet Sushi, dieron el grito de "¡esto es un asalto!" y procedieron a echar mano a la recaudación del día, además de desvalijar a los escasos clientes que quedaban.

No contentos con eso, tomaron el dinero de la lata de propinas.
Craso error.

Los siete empleados del restaurante salieron de la barra, armados con los cuchillos que usan para su trabajo. De acuerdo al reporte policial, "se desencadenó una pelea extremadamente violenta, en el transcurso de la cual ambos asaltantes recibieron múltiples heridas".

Uno de los ladrones murió camino al hospital y el otro se encuentra en grave estado.
Todo el dinero fue restituído a sus propietarios (incluidas las propinas, claro).

5 comentarios:

Mary Lovecraft dijo...

lo que es sagrado, es sagrado las cosas como son

=)

besos mi Pelaito!!

Adolfo Calatayu dijo...

La foto me mató (aquí me acota Silvina "devolvé la bolsa jajajajaja);es que con la propina no se jode verdad?
Continúo viendo la foto de abajo y sigo muriendome de risa !!!
buen finde Pelado !!!

Mariolo dijo...

Escuchame, si el nombre del restaurante dice algod e Sushi y si llegas a ver que los mozos tienen ojos chiquitos .....

Date la vuelta, pedí una mila en dos panes, no se ...

Ferchu dijo...

Ah si Pelado algo similar puede ocurrir en donde trabajo y alla no sacamos cuchillitos, pelamos de una la amoladora de 9" y los cortamos todo je.
Ni hablar si llegan a tocarnos las biandas del morfi puede convertirse en un baño de sangre je.

pelado1961 dijo...

Mary:

Tú lo has dicho: nada de meterse con las propinas!!!!

Besos!!!


Adolfo:

Todo iba bien para los ladrones, hasta que.....tocaron lo que no debían, jajajajjajaja

Un abrazo!!!


Mariolo:

Uy, una mila en dos panes, qué bien que suena (y no hay peleas a cuchillo)

Va un abrazo!!!


Ferchu:

Ah, no, el que toca la merienda se merece unos cuchillazos, jajajajaja.

Un abrazo!!!