lunes, 27 de octubre de 2008

"RESIDENT EVIL" EN LA VIDA DIARIA


Charlando con una compañera de oficina, me comentó que había escuchado en la radio una nota sobre las personas tóxicas. Le pedí que me aclarara un poco el concepto y parece que la cosa es así:

Todo arranca con un libro de la sicóloga Lillian Glass, llamado "Toxic people", donde se enumeran treinta tipos de personas que van por la vida soltando negatividad y amargando a los demás. Y en sus páginas se detallan las características de esa gente que se encarga con esmero de nublarte el día más soleado.

Además, la autora "se la juega" y ofrece diversos métodos para contrarrestarlos, según sea la clase de toxicidad que van emanando hacia el mundo. Al parecer, entre los tipos estudiados se enumeran algunos que les sonarán conocidos desde su nombre: "El Chismoso", "El Cortante", "El Apuñalador de Dos Caras", "El Matón Rencoroso y Autoritario", "El Competitivo", "El Arrogante Sabelotodo", "El Presumido", etc., etc.

Para Glass, hay diversas técnicas que pueden aplicarse para enfrentarlos: usar el humor, hacerlos razonar, hacer que se "vean en un espejo" y varias más (no recomienda jamás usar la agresividad, en lo cual estoy cien por ciento de acuerdo).

El tema da para mucho. En lo que me es personal, respeto que cualquiera pueda tener un día "negro", donde le parece que todo está mal y actúa en consecuencia. En esos casos, lo mejor es "dejar correr", que mañana otro gallo cantará.

Pero los "profesionales" de la negatividad y la mala onda son otra cosa, así como la gente que es prepotente y maleducada por naturaleza. Mi estrategia para tratar con esta gente es simple: usar un parquímetro mental.



Si hay algo valioso en el mundo es el tiempo: el tuyo, el mío y el de todos. No creo en eso de que "el tiempo es dinero", pero sí creo que hay que darle su justo valor. Por lo tanto, si alguien se estaciona en tu vida aportando mala onda, que sea por tiempo limitado.

Ponele una ficha en el parquímetro, no seas injusto. Puede suceder que sea alguien con un mal día o que esté atravesando un mal momento. Pero si la mano viene torcida y resulta que es un "mala leche" sistemático, cuando la ficha haya vencido deberá comprender que su tiempo terminó.

Erradicalo, por más "tóxico" que sea.

Y bueno, ¿cómo manejan estas cosas ustedes?, ¿qué estrategias aplican?, ¿han conocido muchas personas tóxicas?

11 comentarios:

Mister Q dijo...

hola te comento que no es la primera vez que entro a tu sitio y me parece genial... yo tambien tengo un blog (http://harmonicover.blogspot.com/ )
si querés pasarte bárbaro, además me gustaría saber tu opiñon sobre el mismo, y si no te parece mal intercambiamos links.
Un saludo.

Mistik dijo...

Fa! No sabés. Y más donde trabajo yo.

Trato siempre de defenderme con humor.
Pero te diré que ese libro estaría bárbaro conseguirlo.

Beso,Pelado!

Fonzi dijo...

Es un concepto un tanto liviano el de "PERSONAS TOXICAS" , mas aun para el pais en que habitamos.
Si bien hay gente con buena onda , la mayoria estamos de mal humor , tristes , amargados o por lo menos preocupados.
Capaz que en el primer mundo la cosa no es tan así...
Bueno , no tiro mas mala onda , como dice mi amigo Garcia..."Don´t follow leaders...watch the parquimeter ".

Mariolo dijo...

Cierto que es te país tiene muchos grises, muchos. Pero eso no lo hace un país gris como suele decirse. Mi trabajo me hace andar por la calle cada día y veo muchas caras largas, gente que te pecha sin darse cuenta. en el mismo edificio donde vivo hay quienes son capaces de darse contra la pared antes de decirte "buenos días".

PERO, hay mucha otra gente (linda sintaxis) que te saluda, te sonríe, que te da las gracias o que te responde a una consulta tuya y sonríe antes tu "gracias".
Y esa gente tiene tantos o más problemas que yo.

Yo siempre digo que si alguien me dice "sos un Payaso", no me insulta en lo más mínimo, por el contrariio, le agradezco el piropo. Me considero bastante payaso, ya que no toda mi vida es color de rosas, sin embargo trato de ponerma la careta.

en fin ....

Adolfo Calatayu dijo...

Ahhhhhhhhhhhh así que de ahí "choreó" el gran "ladri" Stamateas? por si no lo conocés es un alto chorro,evangelista para más datos,que suele estafar a la gente (de este lado de la orilla,ojo,que en cualquier momento cruza el charco),con su señora con unos libros de autoyuda -vamos a decirles-,recién sacó su último libro llamado GENTE TÓXICA !!!!!!!!!!!!!!! te suena?
rajemos hermano !!!
un abrazote.

Ferchu dijo...

Muy bueno tu post Pelado, me intereso el libro.
Yo con las persoas toxicas, pongo distancia, mas vale perderlas que encontrarlas.

pelado1961 dijo...

Míster Q:

Ya estás incluído en los links (aguante el blues con armónica!!!)
Bienvenido al blog!!!


Mistik:

Pah!! La verdad que "la sagrada institución" es como una fábrica tóxica, jajajjajajajja.

Besos!!!!

Fonzi:

Capaz que en el primer Mundo las cosas son más light, como vos decís, pero creo que los "mala leche" son una SECTA MUNDIAL a esta altura.
(Gente que, de la nada te fabrica un problema.....y te lo tira encima)

Un abrazo!!!!

Mariolo:

Como que el Uruguay se siente como un país-bajón a veces, pero los "tóxicos" son ya "profesionales de la mala onda", gente que se encarga de hacerte pasar mal hasta en un crucero por Bora-Bora.

Un abrazo!!!

Adolfo:

No conocía a ese curreta. "Muy sutil" con el título del libro, jajajajjaja, nadie diría que está copiando ideas, jajajajjajaa.
(¡Qué fácil es ganarse la vida para algunos!!!!)

Un gran abrazo!!!

Ferchu:

Si habrá que poner distancia!!!
Además, creeme que ni lo notan: al poco rato ya ubicaron otra "víctima" propicia y le están aplicando el "tratamiento".

Va un abrazo!!!!

Mary Lovecraft dijo...

Bueno, yo gente de esta tóxica he conocido una pocas a lo largo de la vida. En mi juventud me hicieron mucho daño por falta de experiencia para localizarlas y neutralizarlas pero como de todo lo malo se aprende, pues a día de hoy lo llevo mejor aunque desde ya te digo mi Pelaíto que pienso que mucho tiene que ver la forma de ser de cada uno en este tema, y como yo soy de las más bien tirando a tontona, de esas que piensa que todo el mundo es bueno y merece una oportunidad y que tal vez en vez de un día negro tengan dos o tres o cuatro o...pues termino soportando más de lo que sería aconsejable eso sí, como dije más arriba ahora soporto menos que en mi juventud y al menos ya sé localizarlas de plano y he ganado muchísimo en eso de neutralizarlas.

Me quedo con el parkímetro como una de las mejores técnicas :D

pelado1961 dijo...

Mary:

Entiendo muy bien lo que decís: a veces pecamos por ingenuos.
Pero con los años se aprende.
Sin ser demasiado escépticos, hay que desconfiar lo justo. Y no permitir que nos fabriquen tormentas en días soleados, jajaja

Besototes para tí!!!

Lux dijo...

No habia leido este post.

Mirá, te puedo decir, por un lado el que más arriba comentó lo de Stamateas, no puedo estar más de acuerdo. Ya de por sí detesto el lavado de cerebro de los evangelistas y más aún si está encubierto en "autoayuda"... cómo puede hablar de gente tóxica ese señor? hay algo más tóxico que un chanta manipulador que se aprovecha del sufrimiento de otros para forrarse?

Por otro lado, respecto al post, yo tengo una premisa, como decía Lao Tsé: "si das pescado a un hombre, le nutres por toda la jornada, si le enseñas a pescar, le nutrirás por el resto de su vida".

A veces hay que "enseñarle a pescar" a cierta gente. Muchas veces la mejor lección se oculta tras nuestro silencio y nuestra indiferencia.

Lo del parquímetro es genial, lo voy a poner en práctica.

Saluditos Pela!

pelado1961 dijo...

Luxie:

Después que Adolfo comentó lo de Stamateas, pregunté en una librería y me mostraron su libro.
¡¡¡¡El tipo le copió hasta el título a la sicóloga yanqui!!!!!

Hay gente chanta en todas partes, pero ese medio de las religiones es un caldo de cultivo.

En cuanto a los negativos, me parece que no aprenden con nada: por eso, hay que usar el "parquímetro" (y si se ofenden, que se embromen)

Besos!!!!