miércoles, 20 de mayo de 2009

¡AY DIOS MIO! (GEMÍA ELLA)


El origen de este post comienza con un espantoso programa de la TV local, que presencié por pura casualidad.

En él, un panel de "figuras" debatía y se pronunciaba acerca del celibato de los sacerdotes, para finalizar con una pregunta que los (esforzados) televidentes podían responder a través del celular: "¿los sacerdotes deben casarse?".

Lo primero que pensé es que el ex obispo Lugo y un montón de sacerdotes ya tenían su propia respuesta al respecto, así que la de los televidentes importaba poco. Lo siguiente que me vino a la mente fue una pregunta básica: ¿por qué siempre se habla del celibato referido a los curas y no a las monjas? Discriminación patente.

Finalmente, dejé de prestar atención a la TV. No era para menos. Los panelistas ya no sólo evidenciaban, sino que hacían gala, de su total desconocimiento del tema (digo yo: si sabés que vas a tener que opinar sobre algo en concreto, por lo menos informate un poco).

Así que me puse a navegar por la red, con resultado inesperado: aparentemente, un cura pisó el acelerador a fondo y se animó a publicar un libro que, según los medios, es el Kamasutra Católico, ni más ni menos:


Efectivamente, un sacerdote polaco (el padre Ksawery Knotz) ha publicado una obra titulada "Sexo Sagrado", en la cual "no se anda con rodeos y explica lo que un matrimonio católico puede hacer para ponerle más fuego a su vida sexual" (decía la prensa).

De pique nomás, el buen curita se despacha diciendo que el sexo "debe ser sabroso, sorprendente y envuelto en fantasía". Y cuando los periodistas, malvados ellos, le preguntan cómo es posible que un fraile célibe que vive en un convento pueda escribir sobre sexo, el tipo se los saca de encima con una "pisadita" que ni Maradona y Pelé juntos podrían hacer: les contestó que su experiencia "proviene de escuchar a un sinfín de parejas con problemas sexuales"...así como de su sitio web sobre el tema!!!

Un maestro, pensé yo.



Pero parece que me apresuré en mis juicios.

Un examen más detenido del texto permite entender que, a diferencia del verdadero Kamasutra, no se trata de un libro que explique posiciones amatorias y sus consecuencias sensoriales.

Más bien, se trata de un manual (no oficial, según se apresuró a declarar el Vaticano) sobre lo que se puede y lo que no se puede dentro del noviazgo y matrimonio entre católicos.

O sea: los mismos autoritarios de siempre, queriendo imponerte lo que (ellos consideran que) está bien o mal que hagas en la cama. Bastante patético, retrógrado, estúpido, hipócrita (y otras cuantas palabras esdrújulas más).

En suma: mismo perro con diferente collar.

Y ya que hablé de perros y Kama Sutra:

8 comentarios:

Diego González dijo...

Jajaja, sí... ya lo había leido la noticia y mató la imagen del perro, jajaja! MORTAL!

pelado1961 dijo...

Ya viste, Diego: el perro tiene su propio Kamasutra (aunque no sea muy variado, jajajjaja)

Un abrazo!!

Mariolo dijo...

La imagen del perro al final mata.

Ah si que el cura daba las "normas" amatorias?, mirá.

Ahora, pelado, seguis viendo a Victoria, vos? ... ¿No es mejor hacerse el hara kiri?, jaja

pelado1961 dijo...

Mariolo:

El harakiri es más rápido y compasivo, jajajajjaja.
Son las cosas que tiene el zapping: a veces dejás algo por curiosidad y...sonaste!!

Un abrazo.

Anónimo dijo...

DECI LA VERDAD PELADO XQ VES VICTORIA XQ TE QUEMO HE JA JA JA JA ... ANONIMA JAJAJA .. NO SE SABE QUIEN SOY HAAAAA JAJAJA ...

pelado1961 dijo...

¿Anónima??????
Ay, ay, cría cuervos....

Mary Lovecraft dijo...

¿cómo pudiste pensar en otra cosa mi Pelaíto?? parece mentira la experiencia experientosa que te ha dado la vida...

ah sí, la inocencia nunca debemos perderla del todo, ¿verdad?
:D

pelado1961 dijo...

Bueno, creo que me agarraron distraído, jajajajjaa.
Lo que pasa, Mary, es que primero leí los comentarios de prensa y recién después unos extractos del libro propiamente dicho.
Un fiasco.
"Esto se puede, aquello no se puede"

Habrase visto!!!!