viernes, 1 de mayo de 2009

QUEDAR PEGADO


De Buenos Aires llega una noticia insólita.

Y como todas las cosas insólitas, empieza de manera trivial: con un nene que no quería ir a la escuela.

El pequeño Hernán (de ocho años) no quería ir al colegio ese día. Y como los berrinches y pataletas no le daban resultado, optó por un método radical: tomó un pomo de adhesivo, se colocó una buena cantidad en las manos y se tomó fuertemente de la baranda de un balcón.

Cuando la pobre madre vio ese espectáculo, intentó sin éxito despegarle las manos al chico. Finalmente, debió llamar al 911. La Policía derivó el caso para los Bomberos, que mandaron un camión de rescate para atender el asunto.

Pero no hubo forma de solucionarlo en el lugar: resulta que el cianocrilato (que se comercializa como "La Gotita") es un adhesivo que hace lo que tiene que hacer: adherir las superficies.

Así que los bomberos, que probablemente tenían un millón de cosas más importantes que atender, tuvieron que usar sus herramientas para cortar trabajosamente un trozo de la baranda y, acto seguido, trasladaron al pequeño belinún al Hospital Garrahan (con su cacho de baranda y todo).
Allí fue donde los médicos, con infinita paciencia y al cabo de un buen rato, lograron utilizar el disolvente correcto para despegar el niño de la baranda (o viceversa).

Por supuesto que, dentro de veinte años, esto quedará como una anécdota graciosa dentro de esa familia. Pero ahora, teniendo en cuenta el mal momento que pasó la madre, el hecho de movilizar policía, bomberos y médicos, etc., etc....

...¿qué castigo propondrían ustedes para el buen Hernancito????

6 comentarios:

Diego González dijo...

¡Uhhhh! ¡Que buena idea pa no venir a laburar!

Mariolo dijo...

bueh, Diego .... SP


A Hernancito, luego de recontra llenarle la parte trasera de su pantalon de zapatazos (y asi regresarlo a la casa), le sacaría todas las revistas que tiene escondidas ..... digo, para que no vaya a pegarse las manos de nuevo.

mocho dijo...

creo que lo mejor seria averiguar por que motivo no queria ir al colegio , me da la impresion que no fue cosa de un solo dia .
saludos .

pelado1961 dijo...

Diego:

Lamento comunicarte que no zafás: te llevan al laburo con el cacho de baranda y todo, jajajajajajjaa.

Un abrazo.


Mariolo:

Veo que ambos estamos leyendo el mismo libro: "Sicología infantil, el arte del zapatazo bien dado", jajajajaja.
En fin, vaya uno a saber de dónde sacó su idea Hernancito.

Va un abrazo.


Mocho:

Visto así, es probable que la "gran idea" no se le debe haber ocurrido de zopetón.
Si el pibe no recibía suficientes estímulos en el aula o si estaba buscando llamar la atención, por algo será.

Un abrazo.

Mary Lovecraft dijo...

pues creo qeu si con esa edad ya hace esas cosas, no existe en este mundo castigo que le afecte, sinceramente. Y lo triste es que está ocurriendo en toda la sociedad actual, lo del pasotismo infanto-juvenil y la falta de conceptualización de la idea de autoriadad y respeto.

qué mal vamos

un besote mi Pelaítooo!!

pelado1961 dijo...

Mary:

Conozco muchos padres que esperan que los maestros eduquen por completo a sus hijos.
Y muchos maestros que esperan que lo hagan los padres.
Así que, en un justo término medio, la TV y el Playstation se encargan como "niñeras".
(Así estamos)

Besote.