domingo, 31 de mayo de 2009

FORMULA "CITRONETA"


Al salir de la Segunda Guerra Mundial, Francia comenzó poco a poco a realizar intentos de reconstruir su entramado social y económico. Y una de las industrias que parecía tener potencial para generar divisas y empleo era la automovilística.

Al igual que sus competidores, la Citroen deseaba tener cuanto antes un panorama acerca de las necesidades y deseos de los potenciales compradores. Por ello encaró exhaustivas investigaciones de mercado, cuyos resultados definieron los futuros proyectos de diseño.

Uno de esos proyectos traía de cabeza a los ingenieros y diseñadores de la empresa. Y no era para menos: según la investigación de mercado realizada, lo que la gente quería era:

"Un vehículo para el campo, con suficiente espacio para: dos agricultores con sus botas y una bolsa de 50 kilos de papas o un barril. Además debe ser de bajo consumo de combustible y capaz de alcanzar los 60 kilómetros por hora".

El resultado es el Citroen 2CV, presentado en el Salón del Automóvil de 1948.

Puesto en producción, el coche fue un éxito rotundo: se fabricaron casi cuatro millones de unidades y recién en 1990 sería discontinuado.

Popular en todo el mundo, también lo fue en Latinoamérica, donde se le conoció como "la citroneta" y hasta fue el auto elegido por Quino para la familia de Mafalda en la famosa historieta.



No sé si en Francia cumplió su misión original de cargar con dos agricultores regordetes y su cosecha de papas (o su barril de licor), pero en Montevideo recuerdo haber visto muchos.

Seguramente los primeros serían de fabricación francesa o belga, pero luego la mayoría provenía de Argentina (donde se comenzaron a fabricar en los años '60).

Por supuesto que aún quedan algunos. Y si usted maneja uno de ellos, tiene ganas de vivir una experiencia diferente y corre sangre "tuerca" por sus venas, aquí está su oportunidad: la carrera de 24 horas de Snetterton (Inglaterra), exclusiva para Citroen 2CV.

La competencia, que ya ha tenido diversas ediciones, reúne a fanáticos de todo el mundo. Más por la gloria que por el dinero, el evento dura tres días y representa, más que nada, una reunión para confraternizar alrededor de un interés común: la citroneta.

Incluye cena y baile, así que se puede salir de allí con nuevos amigos y quizás hasta con novia/o.

Los dejo con algunas imágenes de carreras que datan de este año y sirvieron como preliminares al gran evento:















¡Qué envidia! (Los dueños de Pandas no organizan este tipo de cosas).

Para el final, un dato anecdótico: la denominación "2CV" no significa que el coche tenga dos caballos de fuerza.
Las primeras citronetas tenían 9 caballos de potencia, luego el modelo aumentó su cilindrada y elevó su potencia a 12 caballos, que pronto serían 18 y finalmente 28.

Entonces, ¿de dónde surge lo de "2CV"? Se originó porque ese era el impuesto fiscal que le correspondía en Francia: el correspondiente a dos caballos de vapor.

Ya ven que los impuestos están metidos en todo.

8 comentarios:

Mariolo dijo...

Aunque no entiendo de mecánica, pero si me gustan mucho los autos; debo decir que este post está muy bueno para un analfa como yo.

Gracias

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Yo, de mecánica, CERO.
Pero me gustan los autos, los datos curiosos y me mataron estas citronetas tuercas.

Un abrazo!!

pelado1961 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ferchu dijo...

Muy bueno el Post Pelado, en la automotora lo llamabamos "Patito Feo" a estos autos je.
Tengo guardado autos de coleccion de ellos y sin duda las carreras deben ser muy interesantes.
Muy buen post otra vez Pelado

pelado1961 dijo...

Ferchu:

Estaría bueno ver una de estas carreras (aunque creo que las "24 horas" sería demasiado, jajajaja).
Yo iría directo a la festichola!!!

Un abrazo.

Mistik dijo...

Dos caballos de vapor? Y se creó para ese fin tan poco cool?
Menos mal que mi viejo no se compró ninguno o sino se me hubiera caido un ídolo.
:)

pelado1961 dijo...

Brujita:

Pero mirá que así "tuneados" quedan lindos!!!
(En cualquier momento agarro el Panda y le meto cromados por todos lados, jajajajajaja)

Besote!!!

Mary Lovecraft dijo...

Oh adorable 'el dos caballos'! (como siempre se le ha conocido acá en España)

siempre le he tenido un cariño muy especial a este coche, aún recuerdo la última vez que me subí a uno de ellos, tenía yo 17 años e iba con el que entonces era mi novio, estábamos en la carretera 'haciendo dedo' (autoestop) y entonces se paró un señor con un dos caballos y nos llevó de regreso justo hasta nuestra ciudad...qué tiempos aquéllos, hoy ya no se puede hacer autoestop por las carreteras, acampada libre en la montaña, ni viajar sin dinero...y tampoco veo ningún dos caballos circulando :(

besitos nostálgicos para tí, mi Pelaíto!