domingo, 24 de mayo de 2009

A LA SALUD DE BUDA


En el noreste de Tailandia, cerca de la frontera con Camboya, puede observarse un complejo de veinte estructuras destinado al culto budista. Nada raro, excepto cuando se averigua qué material usaron los monjes como ladrillos: botellas de cerveza.

En otra ocasión (pueden verlo aquí) ya les comenté sobre la idea original de Alfred Heineken: reciclar las botellas vacías para usarlas como ladrillos.

Pero estos monjes se lo tomaron en serio: su proyecto constructivo comenzó en 1984 y, hasta la fecha, han utilizado alrededor de un millón y medio de botellas para la obra.



Ya sé lo que están pensando los filibusteros que visitan este blog: "me mudo ya mismo a ese templo".

Pero les aclaro que los monjes no se han tomado esa cantidad de cerveza ni cosa por el estilo. Simplemente, comenzaron recolectando ellos mismos las botellas vacías de la basura local. Luego, solicitaron a las autoridades que les donaran las que fueran juntando los servicios de limpieza en las ciudades cercanas.



En su mayoría, se trata de botellas Heineken (las de color verde) y de una marca local llamada Chang (las de color marrón).

De acuerdo a lo que los monjes indican, más allá de constituir una materia prima barata, pensaron en las botellas porque no pierden su color y proveen de una luminosidad especial al conjunto, además de ser de limpieza fácil.

El proyecto, lejos de considerarse terminado, continúa en la actualidad. A medida que reciban más botellas, irán ampliando el conjunto.



Recordarán ustedes que Buda, antes de ser propiamente Buda ("el iluminado") fue un príncipe de nombre Siddartha.
Cabe suponer que, como príncipe, haya conocido los lujos y placeres propios de una corte real. Entre ellos, el gusto de tomarse algunas cervecitas.

Por eso pienso que, en su infinita armonía, debe estar guiñándole un ojo a los monjes en este momento.

Los dejo con imágenes de la sorprendente construcción:
















Naturalmente, este post está dedicado a Doritila: supongo que debe haber donado algunas de estas botellas (mejor no pregunto cuántas)

10 comentarios:

Mariolo dijo...

Maravilloso este post.

Ya, cuando vimos aquel de don Heineken, me pareció muy buen idea la de construir con las botellas. Claro, aquellas eran ya diseñadas como ladrillos de encaje.

pero estos monjes utilizan las botelals más comunes.
LAs construcciones les quedan muy bien, por lo visto y deben tener una luminosidad muy buena .... lo que me hace arrepentir de querer ir a visitarlos; dejame dormir bien oscurito, jaja.

Muye buen post.

pelado1961 dijo...

Me alegro que te haya gustado, Mariolo.
Lo interesante es que, de otro modo, no creo que los monjes hubieran podido construir esos templos (porque nadie tira ladrillos nuevos a la basura).
Y al mismo tiempo, reciclan algo que hubiera sido problemático de desechar, me parece.

Va un abrazo!!

Mistik dijo...

Qué maestros!!!
Si le llegan a agarrar el guille a construir con cachos de computadoras viejas, otra que templo. Reconstruyen Babilonia!!!
:)
Beso, Pela!

Lux dijo...

que maravilla!!

y yo que tengo tantas en el lavaderito juntando tierra!

besotes Pela!

Diego González dijo...

Si, ya había leído algo de esto... un zarpe, ¿no?

pelado1961 dijo...

Brujita:

Capaz que les tiramos esa idea, no está nada mal (pero parece que en Thailandia están para la checha, no para la compu, jajajaja)

Besote!!!


Luxie:

¿Qué esperás para construir tu propio mini-templo?
No me digas que los resultados no son buenos: están a la vista.

Besos!!


Diego:

Un zarpe total, pero de los buenos: los monjes, unos cracks.
Vamos a tener que enviarles alguna Patricia, me parece.

Un abrazo.

Mary Lovecraft dijo...

qué mente mi Pelaíto, qué mente! qué belleza de construcción!

yo siempre digo que son de otro mundo...

más que admirables, sin duda alguna

un besote!!

pelado1961 dijo...

Admirables, Mary, por lo originales y por lo efectivas, son estas construcciones.

Besotes!!

Adolfo Calatayu dijo...

Estoy 100% de acuerdo con el BatiMariolo,es una maza el informe,y las fotos del lugar una maravilla.
Como decía en mis años mozos "que copado" jajajajajaja
sale un abrazo !!!

pelado1961 dijo...

Copado, eso mismo (sí me sonará esa expresión, jajajjajaja).
Los monjes, fabulosos!!

Un abrazo!!!