domingo, 20 de febrero de 2011

A 150 AÑOS DE UN GENIO


Pobre del que trate de clasificar o etiquetar a Pedro Figari, porque no va a tener suerte ninguna.
La palabra "polifacético" le vendría como anillo al dedo a este hombre, pues fue abogado, pintor, escritor, filósofo, periodista y político.

Nacido en 1861 en Montevideo, se recibiría de abogado a sus veinticinco años y ejercería de allí en más la primera de sus pasiones. Destacó en el derecho penal, actuando como defensor en causas que fueron notorias en su época. Simultáneamente fue letrado del Banco República y ejerció el oficio de periodista.
No contento con ello, también dirigió la Escuela de Artes y Oficios, además de encontrar tiempo para escribir ensayos sobre arte y poemas de excelente factura. Y supo ser diplomático y representante nacional.

Si todo lo anterior no fuese suficiente para demostrar que Figari era un espíritu inquieto, concentrémonos entonces en la faceta que le valió ser conocido definitivamente y entrar en la posteridad: su obra pictórica.

Desde siempre, el dibujo y la pintura habían atraido a Figari. Pero recién a sus sesenta años fue que se dedicó de lleno a esa actividad. Y lo hizo como una reinvención de sí mismo, ya que se radicó primero en Buenos Aires (entre 1921 y 1924) y luego en París (entre 1925 y 1934) para convertirse en artista profesional.

La temática de su obra resulta más variada de lo que suele suponerse. Así, por ejemplo, realizó toda una serie de pinturas (que hoy se conocen como los "Trogloditas"), en las cuales el filósofo Figari se dio la mano con el artista Figari. Se trata de óleos donde se busca reflejar las emociones y conductas de una supuesta humanidad primigenia.

Veamos algunos.

"Los primeros pasos":



"Brutalidad":




"Ansiedad":




También estuvo presente lo tradicional en la obra de este artista. Desde los comienzos se inspiró en motivos populares, tanto de la ciudad como del campo (pero principalmente del campo).

Aquí tenemos algunos ejemplos:

"Diligencia":



"Pericón":



"Gato":



"Después del rapto":



"No te vayas, viejo":



"Duelo criollo":



"Baile colonial":



"En el patio":


Y por supuesto, Figari supo explorar la temática de los morenos, que es la más conocida dentro de su obra:

"Nostalgias africanas":


"Nostalgias del candombe":



"Bajando el muerto":



"Candombe" (tres pinturas de igual título):






Se pueden agregar muchos datos sobre la vida de Pedro Figari, algunos de ellos poco conocidos. Como que, siendo periodista, escribió muchos artículos procurando la abolición de la pena de muerte. Como que sus inquietudes filosóficas se trasladaron al campo de la pedagogía, defendiendo la idea de formar obreros-artistas que no fueran meros operarios. Como que, siendo director de la Escuela de Artes y Oficios, cambió el régimen de internado (que era el imperante) por un régimen abierto donde también podían participar mujeres.

La lista seguiría y seguiría, porque Figari participó seguramente del viejo ideal renacentista de muchos genios que quisieron convertirse en Hombres Universales, a los cuales ningún "recoveco" de la mente o el espíritu les quedó por explorar.

Dejó de pintar en 1934, a pocos años de su muerte, que acontecería en 1938. Y pese a que comenzó "tarde" a dedicarse a la pintura, su producción llegó a las dos mil quinientas obras (mayormente óleos sobre cartón).
¿Se han catalogado alguna vez? ¿Se sabe siquiera dónde están? ¿Se tiene noticia de cuántas se han perdido o se han ido al exterior? Honestamente, no lo creo.

Recién en febrero del año 2010 fue que se inauguró un museo dedicado a Pedro Figari. Y pudo hacerse gracias a que el Banco Central cedió en comodato un edificio al Ministerio de Educación y Cultura.
La inauguración, en realidad, no lo fue más que de la planta baja del edificio (porque la planta alta iba a requerir mucho trabajo para ser acondicionada). Y allí se exhiben ocho pinturas del artista...

Son cosas de una sociedad que parece renegar firmemente de su herencia cultural. Al punto en que hay que preguntarse de una vez por todas qué es lo que nos interesa realmente como identidad nacional.
Al fin y al cabo, cuando tras el Mundial de Sudáfrica parecía que no había suficiente dinero para volver a contratar al cuerpo técnico de la selección de fútbol, se alzaron muchas voces que exigían que el Estado financiara la diferencia de alguna manera ("de alguna manera" era a través de aportes de empresas públicas).

En cambio, a un hombre como Figari lo podemos dejar en el Debe para siempre, que no pasa nada.

(Espero que, al menos, las Jornadas del Patrimonio de este año aprovechen el aniversario del artista y lo homenajeen un poco).

8 comentarios:

Tolesan dijo...

interesante, como siempre. No me llama la atención, y tampoco me sorprendería que fuese más reconocido en Francia que en Uruguay y Argentina juntos.

Gracias por desburrarme un poco xD

pelado1961 dijo...

Me alegro mucho que te haya interesado el post.
Lo que intento es despertar alguna inquietud sobre figuras que fueron realmente especiales en nuestra sociedad.

Saludos.

Majo Page dijo...

holaa pelado, me encanto esta entrada

tengo algo que podria interesarte, ya que lei una vez aqui o en los expedientes xxl algo al respecto, pillalo ;) http://www.elespectador.com/noticias/actualidad/articulo-252070-avistamiento-de-ovni-jerusalen

pelado1961 dijo...

Majo Page:

Gracias por el aporte y el comentario!!!
Voy a vichar el link.

Neville dijo...

Todo un personaje.
De esos que la sacrosanta especialización ha convertido en imposibles en esta época.
Es triste la forma en que los seres humanos nos hemos limitado a nosotros mismos, sin siquiera chistar.

Muy buena entrada, don Pelado

Mariolo dijo...

Cuanto se sabe y cuanto, de lo que contás acá, no se sabe.
La diferencia es abismal en el debe.

Cuantos van gratias a Utu de cualquier rincón del país y si hablan de Figari solo piensan en que era un pintor.

Excelente post, Pelado

pelado1961 dijo...

Neville:

Ha tocado usted un punto muy interesante: la especialización como fenómeno autolimitante.
Voy a tener que armar algún post al respecto. Saludos.

PD: gracias por agregar el blog en sus links, ya estoy agregando el suyo.

pelado1961 dijo...

Mariolo:

Es cierto, hay una tendencia a comprimir la figura de los tipos como Figari en UNA sola faceta (sea cual sea).
En este caso, creo que sólo se logra a base de omisiones.

Va un abrazo.