sábado, 19 de abril de 2008

FRANCISCO PIRIA - STELLA MARIS


Otro de los íconos de Piriápolis es la Virgen de los Pescadores o Stella Maris, que se encuentra en el camino de ascenso al Cerro de San Antonio. Bajo esta escultura es que se encuentra la piedra fundamental del balneario.

Al parecer, la figura original fue construida de terracota y sufrió un vandálico atentado: fue destruída a balazos. De resultas de ello, Francisco Piria entendió necesario sustituirla por una de hierro fundido. Su procedencia sería italiana (de la ciudad de Milan para ser más exactos).



Por supuesto, originalmente no existía la ruta asfaltada que permite ascender al Cerro y, de pasada, visitar esta imagen. Por tanto, esa ascención era todo un paseo que se llevaba a cabo en caravanas, aunque algunos peregrinos preferían hacerlo en solitario.

Actualmente, también llega hasta la figura una escalinata. Y si se asciende por ella, poco antes de alcanzar la Virgen, se ve una gruta coronada por la figura de un águila:




A esta gruta se le conoce como Gruta de los Patos o Gruta de los Enamorados. También se encuentra en la zona una fuente natural de agua mineral, que forma trilogía con las de Venus y el Toro.

Aseguran algunos que el lugar elegido por Piria para colocar la piedra fundacional del balneario, fue seleccionado expresamente por marcar el sitio de mayor energía natural. En cuanto a la Gruta de los Patos, señala Yaraví Roig en "Solsticio de verano" que allí meditaba el alquimista.

Fuese o no acertado el dato, de todas maneras es clarísimo el contenido simbólico de las grutas o cavernas, entendidas como lugar de iniciación. Estamos, entonces, ante otro mensaje cifrado de Don Francisco (y van...).

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buenos los datos y la informacion por ustedes vertida,sobre la persona de Don Francisco PIRIA, en la Cueva de los patos, es una fuente, el aguila alli puesta, por la mano de alguien qeu tal vez quiera realizar con todo esto un poco de dinerillo fasil, no corresponde a nada con PIRIA, pues el Aguila pertenecio a la mal lograda puerta de acceso al Cerro Pan de Azucar, en la cual se podian ver animales y aves. Una verdadera mentira, una mas , tal vez para burlarse de los profanos, pero no de ls Iniciados.

pelado1961 dijo...

Pena que muchos datos y documentos se hayan perdido en tan pocos años (que no son nada en términos del tiempo histórico).
Pero aún peor es que gran parte de lo construído por Piria se haya perdido por desidia y hasta vandalismo.
Será que así es este país.