lunes, 7 de julio de 2008

ARTE - VENDIENDO AUTOS

Qué tendrá que ver el arte con vender autos, dirán ustedes. Pero les aclaro que mi sinapsis no está tan chamuscada, hay un vínculo entre los dos temas.

Los otros días miraba unos avisos de TV que publicitan coches y no pude menos que fijarme en lo pobres que suelen ser. Hablan muy poco del producto que intentan vender y, mayoritariamente, se centran en aspectos absolutamente ajenos al asunto. Desde gente que ata globos a su auto viejo para verlo elevarse y desaparecer, hasta un tipo que al ver el auto publicitado le parece que todos los demás son de juguete.

Grandioso trabajo de computadora, pero después uno sale a la calle y, francamente, todos los autos parecen más o menos iguales. Además de que hay que tratarlos como si fueran de cristal. Pero eso es otro asunto.

La cuestión es otra: ¿cómo se publicitaban antes los autos? ¿qué se mostraba en los avisos?
Quise saber eso y, la respuesta que encontré, pasa muchas veces por hermosos trabajos de ilustración. Aquí vamos a ver algunos:

Primero vemos una ilustración del catálogo de Cadillac de 1958. Siempre fue considerada una marca de lujo, con precios un tanto superiores al del coche común:





La siguiente ilustración recrea el stand de Buick en un salón automotor de 1957. El Buick pasaba por ser un campeón de fortaleza y resistencia:



A continuación, así era como se ilustraba el lujo del interior de un Chevrolet Impala de 1959:



Un aviso del De Soto de 1958 proponía un vistazo al futuro:



Y el Chrysler New Yorker de 1960 se mostraba como paladín de la modernidad, con señorita al volante y todo:



Aunque la marca también apuntaba a los coches familiares, como este Chrysler 1957:



El Ford Thunderbird de 1955 se mostraba como un deportivo apto para ser segundo coche de la casa (noten que hay otro en el garage):



A continuación (en orden) un Dodge 1959 Custom Royal convertible y un De Soto 1958 Fireflite. Lo que me llama la atención de ambas ilustraciones es que las chicas miran embelesadas el asiento trasero. (Voy a tener que preguntarle a Pablito El Vejete qué uso tenía el asiento trasero cuando él era joven).




Y lo que sigue es todo un documento: el Nash 1953 Ambassador es uno de los primeros intentos de la industria automovilística por proponer un coche "compacto":



Sigue un Mercury de 1957 y, otra vez, la señorita parece calcular la comodidad del asiento trasero (¡válgame Dios, qué época me perdí!):



Sigue un bonito Pontiac 1955 Star Chief de dos puertas:



A continuación un Packard 400 de 1955 (que te habilitaba a darle conversación a la vecina que jugaba tenis):



El que sigue es un Oldsmobile de 1961 (con dama vaporosa y todo):



Con el Odsmobile Dynamic de 1958 te ibas a las montañas así de simple (y supongo que hasta entraba ese planeador en el baúl):



Y por último, las que siempre nos convencieron de todo, las mujeres. La chica sonríe al volante de un Oldsmobile 1955, pareciendo decir: "¡Dale, papi, comprá éste que me gusta!"


5 comentarios:

Mariolo dijo...

Y ora vez, gracias a ud, debo guardar imágenes engrosando mi carpeta de pin-ups .....
QUE GRANDE EL PELADO ...(digase con la voz de JC Mesa, pa'l que no sepa, la voz de tarjeta Santander Río).

En el 58 yo no venía ni por Bolivia siquiera, pero viendo el aviso del Dodge, ves que los asientos delanteros se mueven, así que antes se disfrutaba más la vida al aire libre, sin dudas, jaja

Maravilloso post.

pelado1961 dijo...

Mariolo: un placer su comentario.

Parece que la vida de antes era más disfrutable, sí señor.
¿Se imagina hoy en día, haciendo "lo mismo" en el asiento trasero de un Fiat Uno?
Nooooo, ni ahí!!!

Un abrazo!!

Lux dijo...

me fascinan los autos clásicos! son una belleza, tanto los modelos como las publicidades.

mis favoritos son el cadillac y el impala, son un sueño!!

y lo de las chicas apreciando el asiento trasero, excelente hallazgo!

pelado1961 dijo...

Lux: veo que no sos tonta para elegir, ¿eh?
Son (o mejor dicho, eran) coches soñados...pero hoy no podríamos usarlos (al menos con el motor original)

Un beso.

Mary Lovecraft dijo...

ooohhHHhh pero qué belleza de entrada! y esta vez me refiero a esos coches, a pesar de adorar a las pin-up!

hermosos todos
gracias mi Pelaíto, por compartir esas ilustraciones y esa info tan completa

un besotote,
Mary:DDD